Los diabéticos mal controlados tienen tres veces más riesgo de sufrir periodontitis

diabetes

 

Los diabéticos mal controlados tienen tres veces más riesgo de sufrir periodontitis y, estas dos enfermedades conjuntamente, suponen contar con 3 veces más de riesgo de mortalidad cardio-renal que aquellos diabéticos que no padecen la enfermedad de las encías, señala el doctor Héctor J.Rodríguez Casanovas, miembro de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).
Las enfermedades periodontales son patologías infecciosas, causadas por bacterias, aunque también influyen factores genéticos, ambientales o locales. De este modo, las personas con una diabetes mal controlada cuentan con riesgo de desarrollar periodontitis a consecuencia de aparece una “respuesta inflamatoria exacerbada” frente a las bacterias presentes en la encía, que “destruye el tejido que soporta los dientes”. La diabetes también altera la capacidad de resolución de la inflamación y la capacidad de reparación posterior.
Por su parte, “las enfermedades de las encias se asocian con un peor control del nivel de azucar de los diabéticos”, dice este experto, a la par que precisa que este fenómeno aparece porque la periodontitis puede iniciar o aumentar la resistencia a la insulina de una manera similar a como lo hace la obesidad, al favorecer la activación de la respuesta inmune sistémica iniciada por las citoquinas, proteínas que regulan la función de las células.
Por otro lado, Rodríguez Casanovas ha lamentado que las personas mayores con diabetes tipo 2 que padecen periodontitis vean su enfermedad bucal de “manera natural” y “no vayan al dentista”.
“La primera señal de alarma”, prosigue este experto, “es el sangrado de las encías”. “Muchas veces, el consumo de tabaco engaña, no deja que las encías sangren como deberían, pues hay menos vasos sanguinos”, ha precisado, a la par que ha explicado que “el tabaco multiplica por 4 la pérdida de dientes en población normal”.
Otros factores de riesgo a la hora de desarrollar periodontitis es “la aparición de sarro” y, de este modo, una mala higiene bucal.  En el caso de padecer la enfermedad y no tratarla adecuadamente, se puede llegar a “la pérdida total del hueso y de los dientes”. Un abordaje de esta enfermedad pasaría por el raspado de las raíces de los dientes y, en algunos casos, por la cirugía periodontal”, ha señalado.

FUENTE: INFOMED.ES

Share:

Deja un comentario